RESEÑA | A Quiet Place 2

Emily Blunt en a quiet place 2

En 2018 quedé sorprendido por lo que John Krasinski había conseguido con la dirección de “A Quiet Place”. En una atmósfera silenciosa impulsada por la premisa en la que cualquier sonido, por más bajo que fuera, marcaba la diferencia entra la vida o la muerte, el director logró crear una película donde tanto el silencio como el ruido, fueron los principales elementos protagonistas en la narrativa.

Continuando con los eventos ocurridos con la familia Abbott, en esta ocasión “A Quiet Place 2” nos trae de vuelta a este mundo justo en el momento en el que concluyó la primera parte.

DÍA 1

Es muy importante mencionar que para poder disfrutar por completo esta cinta es necesario haber visto la primera parte, porque a pesar de que esta secuela brinda un contexto a lo sucedido durante el día 1, el contar con los argumentos y los lazos de empatía generados previamente con los personajes ayudará a que esta historia tome mayor impulso.

La familia Abbot, conformada por los personajes interpretados por Emily Blunt, Millicent Simmonds y Noah Jupe, deberá enfrentar los riesgos de salir más allá de su zona de seguridad ante la amenaza de los monstruos con súper oído, y así encontrarse con nuevos peligros mientras inician su travesía por encontrar un mejor lugar para sobrevivir.

Como es de esperarse, en esta ocasión los protagonistas se encontrarán con otros sobrevivientes, como el interpretado por Cillian Murphy, cuyo personaje refresca acertadamente esta vieja premisa y al cuál conocemos desde el primer momento con un flashback que nos lleva al día 1 con la explicación de qué fue lo que desató toda esta tragedia.

UN LUGAR NO TAN SILENCIOSO

Durante toda esta película el silencio vuelva a ser el principal protagonista, aunque en menor medida en comparación de la primera parte. En esta secuela podemos esperar más momentos de acción y otros recursos para generar tensión más allá del silencio; es decir, ahora el ruido se hace más presente lo que evidentemente implica mayores conflictos para los personajes, sin que esto afecte de manera negativa a la cinta.

Lo que quiero decir es que a pesar de que en esta ocasión no existen tantos momentos de tensión, generados por lo que la familia pudiera hacer al momento de crear sonido, la película logra acertadamente generar nuevas emociones sin perder su esencia y premisa.

“A quiet place 2” es una película en la que pueden esperar silencios incómodos, uno que otro susto, momentos desgarradores, secuencias de acción y sobre todo mayor profundad en torno al génesis de la cacería de humanos y el contexto postapocalíptico en cuanto a los sobrevivientes y su posible futuro. Sí, el final da pie a que la historia continúe en una tercera entrega.

SILENCIO, ¡POR FAVOR!

Por último, mi mayor recomendación es que vean esta película en la sala de un cine. Además de que así es como nosotros como espectadores podemos vivir una mejor experiencia, en esta cinta es especialmente importante estar sumergidos en un entorno controlado y en silencio.

Estar 100% concentrados en lo que ocurre en pantalla, más la ausencia de ruido tanto en la imagen como dentro de la sala, genera una experiencia envolvente en la que genuinamente podemos sentir como si estuviéramos dentro de la acción en la trama. Los mismos ruidos que nosotros generamos dentro del cine pueden hacer que la película se sienta más inmersiva.

No se pierdan esta historia que da continuidad a un un gran argumento, que brinda impulso a una narrativa silente, y que introduce a increíbles personajes perfectamente interpretados.

CALIFICACIÓN:  ★★★★

Un lugar en silencio Parte II
(A Quiet Place Part II, EUA, 2020)
Dirección: John Krasinski
Reparto: Emily BluntJohn KrasinskiMillicent SimmondsNoah Jupe
Guion: John KrasinskiScott BeckBryan Woods
Fotografía: Polly Morgan
Duración: 97 minutos.