RESEÑA: Army of the dead

Foto de Dave Bautista en Army of the dead

Tras su paso por el universo de películas de superhéroes, Zack Snyder regresa con “Army of the dead” a realizar nuevamente una cinta sobre zombies, género dentro del cual ya cuenta con una increíble entrega titulada “Dawn of the dead”.

APUESTA POR LOS MUERTOS

Después de que surge un espectacular brote de “muertos vivientes” en Las Vegas, Nevada, un grupo de mercenarios arriesga la vida para intentar recuperar un botín millonario resguardado en una bóveda de un hotel, antes de que una bomba nuclear destruya por completo la ciudad que nunca duerme…. y que nunca muere.

Empezaré por enumerar a este temible crew de héroes que intentará realizar lo imposible:

Scott Ward (Dave Bautista), un padre que carga con el peso de haber asesinado a un ser querido; Kate Ward (Ella Purnell) hija de Scott y voluntaria que ayuda a las personas necesitadas tras el ataque inmortal; Vanderohe (Omari Hardwick) un hombre con un talento extraordinario con la motosierra; María Cruz (Ana de la Reguera), mecánica y amiga íntima de Scott; Ludwig (Matthias Schweighofer) un apasionado por la ingeniería de bóvedas; Mikey (Raúl Castillo), conocido por matar zombies en su canal de YouTube; Geeta (HumaQureshi), aguerrida mercenaria y amiga de Mikey; Martin (Garret Dillahunt), infiltrado en el equipo para cuidar la misión; The Coyote (Nora Arnezeder), experta en infiltrarse al territorio de los muertos, entre otros.

Es precisamente aquí, con los personajes, donde encuentro el mayor problema de “El ejército de los muertos”. Aún entendido la premisa del tipo de película frente a la que nos encontramos, es decir, una historia que tiene el objetivo de ser divertida, explosiva y entretenida; aún así, no se puede perdonar que ninguno de los personajes sea lo suficientemente profundo en su desarrollo para generar empatía y hacerlos memorables; es más, ¡ni los zombies resultaron ser extraordinarios!

ESTÚPIDO Y SENSUAL TIGRE ZOMBIE

Ahora me gustaría abordar la parte de los “siempre vivos”. Desde el inicio Zack Snyder brinda una idea sobre cuál podrías ser el potencial de estos zombies; seres con fuerza y velocidad extraordinaria y sobre todo con inteligencia. Bajo este argumento y en el entendido de que la película hace referencia a un “ejército de zombies”, yo me quedo completamente desilusionado e insatisfecho con su propuesta.

La manera en que actúan estos seres, dirigidos por su líder, es seca, insípida y sin sentido. A pesar de que la historia devela muy levemente los intereses y objetivos de esta tribu de podridos, las acciones que realizan frente a los invasores y el comportamiento que tienen hacia ellos desde un inicio son incongruentes. Nunca se sienten como una verdadera amenaza, no hay un dejo de compasión por sus intereses y simplemente son, como en muchas películas de zombies, un pretexto, en este caso, un pretexto para ver a “La ciudad del pecado” en ruinas y a un tigre blanco en su versión putrefacta, que dicho sea de paso, para mí resultó ser lo más espectacular de la cinta.

TE LO AGRADEZCO , ZACK, PERO NO

Entendiendo que estamos hablando de una película que en su concepción no es seria y simplemente busca ser espectacular y tonta, debo decir que “Army of the dead” no es una buena película de zombies. Tal vez en el cine me hubiera encantado más, tal vez si las distracciones en mi casa, que no son muchas, fueran menos atractivas que la pantalla de televisión, tal vez si no conociera otros películas del director o de zombies, sólo así, tal vez, me hubiera gustado.

CALIFICACIÓN: ☆