RESEÑA: Memorias de una geisha

En los albores de la Segunda Guerra Mundial, unas pequeñas hermanas japonesas son vendidas para ser trasladadas a una okiya (casa de geishas) donde serán obligadas a entrenarse para ejercer dicha profesión cuando crezcan.

Unos cuantos años antes del inicio de la guerra, Chiyo (Suzuka Ohgo) y su hermana mayor Satsu (Samantha Futerman) son vendidas después de que su madre ha fallecido a causa de una enfermedad. Sin embargo, las niñas son separadas a diferentes casas, situación que origina que Chiyo decida ir en busca de Satsu para escapar, aunque lamentablemente ella no consigue hacerlo como sí pudo su hermana.

Al pasar el tiempo y tras conocer a un carismático caballero llamado Tanaka (Togo Igawa), Chiyo se decide finalmente a dar todo de su parte para convertirse en la mejor geisha y así poder reunirse con aquel hombre que simpatizó con ella de pequeña. Al crecer y ya con el título de ser una geisha de nombre Sayuri (Ziyi Zhang), la joven novata  inicia su carrera bajo la sombra de su sensual competencia Hatsumomo (Li Gong) con quien deberá rivalizar para llamar la atención de Tanaka.

Sayuri consigue con éxito ser la geisha más popular y reconocida, aunque para su mala fortuna dicho logro se verá rápidamente apocado por el inicio de la Segunda Guerra Mundial; situación que cambia para siempre su glamuroso estilo vida, por uno en donde debe realizar trabajos físicos y manuales para poder sobrevivir.

“Memorias de una geisha” es una historia de época en donde se cuenta el romance que vive una joven japonesa por un hombre mucho mayor. Es una cinta visualmente bella y que demanda de mucha atención para su correcta apreciación.

La producción es lo mejor de esta película, la cual se encuentra perfectamente trabajada desde la dirección, fotografía, arte, vestuario, maquillaje, sonido y actuaciones. Todos estos aspectos técnicos se complementan a la perfección para generar una obra memorable y hermosa. Sin duda, consigue exitosamente capturar la esencia y el espíritu de una época y cultura tan rica y espectacular.

El argumento puede sentirse un poco largo y de ritmo semilento, pero el atractivo de las imágenes harán que todo momento sea siempre placentero. Y aunque políticamente el poder recae en los hombres, son las las mujeres las que demuestran mayor carácter, fuerza y total protagonismo en la narrativa.

Este es un filme capaz de mostrar algunas de las características de la fascinante cultura japonesa. Una obra de arte cien por ciento recomendable que los cautivará por sus colores y belleza.

Póster - Memorias de una geisha

CALIFICACIÓN:  ★★★★½

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s