Revisitando Trainspotting

“Trainspotting” es una de esas películas que marcaron a toda una generación y que a la fecha es considerada como una grandiosa obra cinematográfica, que por su popularidad jamás perderá vigencia ni envejecerá de mala manera.

Esta es la tercera ocasión en que veo la cinta y la primera vez que escribo sobre ella. Sin embargo; no realizaré una reseña, sino más bien escribiré sobre todo eso que hace que la obra de Danny Boyle sea tan alabada por la juventud de los 90’s y aquellos que sucumben a sus encantos cuando recién la conocen.

Lo primero y más importante son los personajes. Renton (Ewan McGregor), Spud (Ewen Bremmer), Sick Boy (Jonny Lee Miller), Diane (Kelly Mcdonald), Begbie (Robert Carlyle) y Tommy (Kevin McKidd) son esa clase de personas irresponsables y alocadas cuyo único motivo de vida es la búsqueda del placer a través de los estimulantes. Aceptémoslo, a muchas personas (simples mortales y godinez) les gustaría poder tener las agallas para dejar todo de lado y dedicase a vivir al día, dejando que el flujo de la vida misma se encargue del resto.

Estos personajes reflejan a la juventud en distintas maneras. La despreocupación de Renton, el egocentrismo de Sick Boy, la rebeldía de Diane, la ira de Begbie y el sentimentalismo de Tommy, son elementos con los cuales los adolescentes generan un inquebrantable vínculo.

Juventud trainspotting

La historia del filme es una adaptación del libro homónimo escrito por Irvine Welsh en donde se cuenta la historia de ciertos jóvenes que, a pesar de sus vicios y despreocupaciones, reflejan una temible y admirable sinceridad frente al mundo. Vivir exprimiendo el presente en una ciudad rodeada de prostitución y enfermedades de transmisión sexual, donde las drogas se vuelven un indispensable estimulante, es la mejor opción que tienen para encontrar un sentido, una identidad y un destino.

La película cuenta con un ritmo vertiginoso de principio a fin. A cada momento suceden  impactantes eventos surrealistas que provocan risas y uno que otro desagrado. Esto se debe en gran parte al poderoso soundtrack musical que adereza las secuencias que se encuentran retratadas con una buena fotografía y efectos especiales. Esta música juega un papel transcendente para convertirla en ícono popular con canciones que encajaban a la perfección.

Es así como la conjunción de estos elementos han creado una de esas películas inspiradoras que incitan al aprovechamiento de la vida misma, con un sentido extremista claro está, pero que en última instancia transmite un mensaje de impulso a experimentar con la vida que cada quien haya decidido escoger.

Un comentario en “Revisitando Trainspotting

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s