Review de “Halo 5: Guardians”

Uno de las sagas que más adeptos ha conseguido en los últimos años es aquella que recibe el nombre de Halo, una de las grandes exclusivas de Microsoft para su línea de consolas de videojuegos Xbox y probablemente el first person shooter más famoso de todos los tiempos. Halo es una historia de ciencia ficción que fue originalmente creada y desarrollada por Bungie Studios, donde se nos introdujo a uno de los universos más complejos y fascinantes que existen hoy en día dentro del mundo de los interactivos, además de crear a uno de los personajes más emblemáticos que jamás hayan existido: Master Chief (o Jefe Maestro). Un supersoldado que formó parte de un proyecto llamado SPARTAN-II, en donde niños específicamente seleccionados fueron entrenados, adiestrados y modificados genéticamente para ser el soldado perfecto, quien se tiene que enfrentar a una alianza alienígena llamada Covenant, la cual busca la erradicación de la raza humana.

A lo largo de la trilogía original de videojuegos, con ayuda de algunos spin-offs como Halo Reach Halo 3: ODST, además de varias novelas, el universo creado por Bungie obtuvo un crecimiento exponencial, logrando crear una gran base de usuarios quienes compraban cada entrega por sus geniales campañas o su desafiante multiplayer. De forma afortunada o desafortunada, Bungie Studios decidió seguir su propio camino, dejando los derechos de su creación en manos de Microsoft, quienes a su vez fundaron la división 343 Industries con la finalidad de desarrollar nuevos títulos bajo el sello de Halo, además de supervisar el desarrollo de novelas, cómics, o contenido multimedia basado en la franquicia.

De esta forma se nos presentó a uno de los títulos más refrescantes que ha tenido este universo, Halo 4, pues contaba con una historia mucho más centrada y conectada con su protagonista, convirtiéndolo en un personaje tridimensional, lleno de fallas y defectos, logrando así conectar emocionalmente con nosotros, los usuarios; dejando de lado el estigma de lo impersonal que fueron las entregas anteriores en donde a pesar de contar con un gameplay exquisito, el Jefe Maestro no nos lograba conectar del todo a sus hazañas. Otro gran acierto de este título fue el haber introducido nuevos elementos y enemigos a una franquicia que ya se empezaba a sentir gastada por repetir hasta al cansancio a los mismos enemigos (¿alguien dijo floods?), creando así una nueva línea narrativa que podía ofrecer mucho más.

halo_5__guardians__banner_2__by_extra_terrien-d7ik9nm

Es por esa razón que muchos de los que amamos Halo 4 esperábamos un gran regreso con la nueva entrega, Halo 5: Guardians, título nuevamente desarrollado por 343 Industries para la nueva consola Xbox One y que prometía tener una de las campañas más épicas en la historia de Halo pues con una gran campaña de publicidad se nos introdujo a un nuevo equipo de Spartans, quienes tienen la difícil tarea de “cazar” al Jefe Maestro y a su equipo, pues son acusados de traición.

Lamentablemente la campaña principal es una decepción en muchos sentidos, pues a pesar de contar con elementos verdaderamente interesantes narrativamente hablando, apoyado en un sistema de juego mucho más completo y refinado, no es suficiente para tapar las fallas que tiene la historia principal. Empezando por la engañosa publicidad que utilizaba el slogan Hunt The Truth, aunado a los excelentes comerciales en donde se le decía a la gente que Master Chief había muerto en combate, con la finalidad de ocultar su “traición”, pero ya que descubres la verdadera razón por la que supuestamente es etiquetado de esta forma, es inevitable pensar que es una completa burla y decepción. Un mero pretexto para introducir a Jameson Locke, el nuevo protagonista de esta historia y que probablemente sea el foco de atención una vez que Master Chief sea eliminado de la historia de Halo pues parece ser que ese es el objetivo a mediano plazo.

En cuestión de gameplay podrás controlar al Fireteam Osiris y al Blue Team, ambos teniendo como líder a Jameson Locke Master Chief respectivamente, dividiendo la campaña en dos partes tal y como lo hiciera Halo 2 hace algunos años. Las mecánicas de juego más famosas de la franquicia se hacen presentes, pero llevándolas a un nuevo nivel en donde nuevos elementos se ven implementados con la finalidad de hacer el sistema de juego mucho más veloz y eficaz, tales como dar órdenes a tu escuadrón, ya sea para solicitar apoyo, tomar una posición determinada o incluso centrar su fuego en algún enemigo en específico. Halo jamás se había sentido tan bien en cuanto a sus controles, siendo este uno de los grandes aciertos del juego, pues a pesar de la elevada dificultad (si juegas en Heróico o Legendario por supuesto) te sentirás retado y con el deseo de repetir una y otra vez una misma sección hasta que la puedas pasar.

Halo-5-Guardians-Empire-11

Otros factores que son determinantes en crear una experiencia verdaderamente memorables (no sin contar con algunos fallos) son los visuales y sonoros; el gran diseño de personajes y niveles es fantástico, logrando crear una completa inmersión a este mundo tan vivo. Además, el elaboradísimo diseño sonoro hará que sientas cada disparo y explosión una verdadera delicia, y no olvidemos la excelente banda sonora a cargo de Kazuma Jinnouchi pues logrará enchinar tu piel en los momentos más épicos de este título, haciendo mención especial al regreso de los icónicos cantos de Halo en el menú principal, o la reaparición del tema clásico del Jefe Maestro en pleno combate. Pero como mencioné anteriormente, se cuenta con algunos fallos, específicamente en los gráficos pues el uso de la mentada Resolución dinámica creada para mantener un flujo constante de 60fps, hace que el cambio de gráficos disminuya considerablemente cuando te encuentras en escenarios abiertos, algo verdaderamente lamentable pues el cambio es muy notorio, lo cual de momento pudiera llegar a desconectar al usuario con la experiencia.

Otro punto en contra es la desaparición del famoso Split-screen tanto en modo cooperativo en la campaña principal, como en el modo de juego multiplayer, ambos factores muy queridos por los fans de Halo y que siempre habían estado presentes en cada entrega. Resulta muy curioso que el diseño de la campaña está totalmente enfocado al modo cooperativo y no cuente con esta característica fundamental, obligándote a buscar apoyo con “amigos en línea”, cuando algo que caracterizaba a esta franquicia, era el poder compartir el juego con tus amigos, estando justo a lado tuyo, ya fuera jugando la campaña principal o echando la reta en el multiplayer, lo cual creaba experiencias únicas, memorables y personales pues no hay nada mejor que compartir un videojuego con tus amigos. Es una lástima que 343 Industries nos quiera obligar a utilizar la impersonalidad del sistema de juego en línea a través de Xbox Live.

Aunque no todo es malo, porque si dejamos de lado la omisión del split-screen, la verdad es que el sistema multiplayer es como siempre, el punto fuerte de Halo. Ya sea haciendo uso de los modos de juego más clásicos como Asesino, Fortaleza, Captura la Bandera, o el modo Arena que incluye una mezcla de todos estos más la inclusión de un nuevo modo llamado Fuga, el cual es una mezcla de Asesino y Captura la Bandera en escenarios mucho más cerrados y con una vida para cada participante, en donde tendrás que eliminar por completo al equipo contrario o ingeniártelas para capturar y entregar la bandera a un punto en específico. Pero la verdadera sorpresa de Halo 5: Guardians es el nuevo modo de juego llamado Warzone que como su nombre lo indica, nos adentraremos a un completo campo de batalla en donde aparecen hasta 24 jugadores, divididos en dos equipos y que tendrán que enfrentarse para lograr los más puntos posibles, enfrentándose a jefes seleccionados en base al escenario o juego, y haciendo uso del nuevo sistema de recompensas REQ, una serie de tarjetas que podrás cambiar dentro del juego para obtener armas más potentes o vehículos cada que tú lo desees, convirtiendo la experiencia en algo verdaderamente frenético.

Si bien la campaña principal de Halo 5: Guardians puede ser algo decepcionante debido a su historia inconclusa o al sistema de juego diseñado para ser totalmente cooperativo —e irónicamente no es así debido a la ausencia del split screen—, o al mal uso de la Resolución dinámica que solo afecta la forma en que experimentamos el título, el renovado sistema de juego y sus nuevas opciones dentro del sistema multiplayer logran crear una adicción a esta entrega. Este nuevo Halo dista mucho de ser perfecto, pero tiene los elementos suficientes para crear nuevos adeptos y mantenernos entretenidos por un largo tiempo, solo esperemos que en un futuro no lejano o para futuras entregas regresen el co-op local y trabajen más en el desarrollo de la historia principal.

CALIFICACIÓN: ★★★½

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s