Una seria de decisiones desafortunadas

Cuando uno piensa en lo mal que la debe estar pasando  el portero mexicano Guillermo Ochoa, que acaba de cumplir 500 días sin jugar en primera división, relegado a solo jugar la copa, esperar en el banco en los partidos de liga de un equipo de medio pelo como el Málaga, por un portero como kameni que ni a su selección convocan y que su máximo logro en Europa fue defender el arco del equipo que eludió el descenso 2 años seguidos en Francia con el Ajaccio podríamos pensar que ha tenido mala suerte Ochoa.

Pero comparado con el personaje del que hablaremos,  François Meme vive una vida color de rosa.

 Víctor Valdés defendió durante 15 campañas la remera del Barcelona, y lo hizo de manera más que notable. 3 de ellas en el equipo B que logro ascender a segunda división en el 2002. Ese mismo año debuto en la primera división y ese mismo año ya compartió la titularidad con Roberto Bonano. Desde entonces fue el mandamás en la portería hasta la campaña del 2014.

Jugó un total de 607 partidos, una cantidad descomunal teniendo en cuenta que dejó el equipo a los 32 años. Para dimensionar este número, Iker Casillas jugo 725 partidos con el Real Madrid, así de grande también fue Valdés para el Barça. En ese lapso gano 6 ligas, 6 Supercopas, 2 Copas, 3 Champions, 2 Supercopas de Europa y 2 Mundiales de clubes.  21 Títulos.

Además 20 apariciones con la selección española levantado 1 Eurocopa y 1 Mundial.

Aunado a esto, en el ámbito individual, suma 2 premios como mejor portero de la liga, un 3er lugar como mejor portero del mundo en el 2011 y tiene el récord junto con Antoni Ramallets de 5 trofeos Zamora al portero menos invitado en España, distinción que supera la de grandes arqueros en la liga española como Casillas, Zubizarreta, Arconada, Cañizares e incluso Zamora (personaje por el cual lleva el nombre el trofeo)

Un palmarés envidiable.

Uno pensaría que con todo esto, seguiría siendo el portero del mejor equipo del mundo, pero no. En el 2014 decidió que no renovaría con el Barcelona porque consideraba que no lo valoraban, 1ra Mala decisión. Se rumoró que tenía un precontrato con el Mónaco y que formaría parte de un nuevo súper equipo donde ya estaban Falcao, Moutinho y James, que con los millones del ruso Dmitri Rybolóvlev (hombre 156 en la lista de los más ricos de Forbes) que adquirió el 70% del equipo en el 2011, empezaría a ganar protagonismo en Europa.

Todo esto se vino abajo cuando a un juez Suizo se le ocurrió ordenar a Dmitri a pagarle $4,500 millones de dólares (la mitad de su fortuna) a su ex esposa por el divorcio, lo que lo convirtió en el divorcio más caro del mundo. Este hecho cambio de planes la manera de manejar el equipo y decidió que ya no invertiría  lo que pensaba en el equipo, vendió a James, presto a Falcao y deshizo el acuerdo que tenía con Valdés. Dejarse cautivar por un proyecto que no prosperó, 2da Mala decisión.

Aparentemente las cosas volvieron a su cauce y después de superar una lesión complicada, en Octubre el año pasado, Manchester United lo contrata. Una oportunidad para pelear la titularidad con De Gea y formar parte del equipo más importante en Inglaterra, pero vaya que el destino le tenía preparado más malas noticias, el mismo entrenador  que lo debutó en el Barcelona y que casi hace que lo corran, era el mismo de su nuevo club, 3ra Súper Mala decisión.

Pero ahí empezó el calvario, ha jugado apenas 2 partidos en casi un año en el club, Louis van Gaal no lo considero realmente para jugar y un día cualquiera durante la pretemporada alegó que no quiso jugar un partido con la sub-21 y que por eso no formaría parte del primer plantel. Sabiendo esto, Víctor toma la 4ta y definitiva decisión infernal, no arreglarse con ningún equipo en el verano y decide seguir en el United.

Resumen de esta temporada, no fue incluido en la Champions este año, no forma parte del primer equipo, y por si fuera poco ahora no se le permite entrenar a la misma hora que los titulares, no tiene casillero en el vestuario, no estuvo en la foto oficial del equipo, entrena solo con el entrenador de porteros y siempre en horarios coordinados donde no haya nadie más que él. Todo esto por órdenes de Van Gaal, un trato nada digno para un portero de la calidad y la trayectoria de Valdés.

Evidentemente él no tiene la culpa de todo lo que le está pasando, pero algunas de sus decisiones no le han ayudado en nada.

Así que nuevamente, comparado con Valdés, Memo Ochoa vive una luna de miel en el Málaga.

Esperemos que pronto salga de esta, retome su nivel y juegue a para uno de los grandes de Europa, no solo porque se lo merece, sino porque tiene con qué y vaya que lo ha demostrado.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s